Cuando la Vida SI es Color de Rosa

 Hace mucho tiempo quería comenzar un diario del crecimiento de mis Tiquis, y no fue hasta enero de este año que tome la primera libreta, un lapicero y comencé a escribir sus historias, no soy la más positiva y por eso sentía que debía consignar en esas hojas solo historias felices de ellos, entonces la única regla que tiene el diario es que ahí solo se cuentan chistes que se inventan los chicos y días bonitos. 

 

 
Con esto en unos años confirmo aún más que LA VIDA SI ES DE COLOR ROSA, y porque no, imagínate si en esa libreta cuento un mal día de los chicos, cuando lea y relea esas paginas solo será recordar una piedra en el zapato, muy al revés de cuando repase sus historias felices, ahí solo espero reflejar en mi rostro una sonrisa, estoy segura que carcajadas y hasta una alegre lagrima que me transportará al pasado.
 
Arranco con mi Tiqui Mayor (Santi), cuando tenia 5 años en un viaje en avión, tuvimos algún inconveniente antes de abordar y el premio fue viajar en primera clase, que suerte, Verdad?. La azafata recorre los asientos preguntando que deseamos de tomar, es el turno de mi esposo, a lo que el responde: Una Cerveza por favor, al lado esta mi Tiqui escuchando todo, cuando la azafata le pregunta a Santi este responde con la voz de un niño pequeño: YO, UNA CERVEZITA POR FAVOR. ahi sentí que todos los colores se me subieron al rostro, estoy segura que todos lo escucharon cuando comencé a oír risas ruidosas.
 
Para esta historia debo aclarar que Gabo mi tiqui menor comenzó a hablar más tarde que el mayor y el día que sucedió esta historia comprobé su sentido del humor un poco burlesco, para que entiendan esta anécdota mis hijos le dicen a su abuela materna: Linda, no porque se llame así, es el sobrenombre que le dieron. 
 
El tiqui Menor a sus 3 años esta viendo la película “El origén de los Guardianes” en una parte esta el conejo de pascua cargando a una niña y dice: “Que Linda”  escucho a Gabo con  voz reclamo: “LINDA NO” se voltea a mirarme y con sus ojos de burlón comienza a reírse.
 
Este ultimo chico en otro viaje de avión, va cantando:”Estrellita donde estas” mientras nuestro medio de transporte se dispone a despegar y llega el momento en que sientes ese vacío en el estomago, ahí cuando seguía recitando la canción, detiene  su voz para gritar con su voz de niño costeño: “ANDAAA” al girar su cabecita para mirarme se sonríe y comienza nuevamente a cantar.
 
Termino con mi Tiquilin a sus casi 8 años, venimos en el auto, vamos con mi tía y su esposo y le preguntan si ha ganado alguna medalla, mi tiqui contesta que si con su carita llena de orgullo, la siguiente pregunta que le hacen mis tíos es si su amigo “Juanito” ha ganado también, a lo que el responde: “Si EL gano, se gano un buen regaño de la maestra” claro todos nos soltamos a reír junto a el.
 
La experiencia de contar historias de mis tiquis en un diario ha sido refrescante y relajante, tu lo haces? que tips tienes para recordar los años rosas pasados?.
 
Un abrazo lleno de días Arcoíris…repletos de color
 
Meli.
Gracias por pasearte por aquí y suscribirte
Un abrazo Arcoiris,
Meli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like