El Dolor que NO te deja Emprender y las Pastillas de Placebos

el-dolor-que-necesita-solo-pastillas-de-placebos

Cuando a mis cliente les hablo de descubrir el Dolor en ellos o en sus posibles compradores  siempre piensan en un Médico  y es ahí donde les cuento que Hallar “Ese Dolor”  los ayudará a encontrar la energía, el impulso o el motor que les hará ACCIONAR el botón Play de la vida de sus Emprendimientos.

Encontrar el Dolor es descubrir que es lo que te está impidiendo comenzar o avanzar en tu idea, es reconocer ese factor que opaca nuestros pensamientos y nos hace desistir muchas veces antes de haber comenzado.

El día que descubrí mi Dolor ocurrió en una tarde cuando me escuche por enésima vez: “Mañana comienzo, Mañana escribo, Mañana trabajo en esa propuesta” debo reconocer que ese día sentí vergüenza. ¿Cuántos días necesitaba para aplazar una vez más lo que tanto deseaba hacer?

Mi Dolor tenía una combinación entre no querer salirme de mi Zona de Confort, miedo al que dirán y a uno de los grandes asesinos de sueños, el famoso “YO NO PUEDO”.

El sentimiento que abundó en mi esa tarde no me dejo tranquila hasta que en la noche, cuando mis tiquis estaban dormidos escribí por primera vez desde mi corazón y me puse una cita diaria con mi Yo Emprendedor. Desde ese día, a pesar de no ganarme un peso con lo que estaba haciendo, si alguien me llamaba en las horas en que estaba desarrollando mi idea me disculpaba diciendo “Estoy trabajando”, comencé a usar un diferente lenguaje, ha actuar de acuerdo con lo que quería y a convencerme de lo que tenía que hacer.

No te dejes timar por tu Dolor porque es un Mago del Disfraz y suele parecer GIGANTE, pero cuando te das cuenta de donde proviene empieza a achicarse tal como en la Película “QUERIDA ENCOGI A LOS NIÑOS” y te deja ver otras variables, te deja analizar que cambios puedes hacerle a tu Idea para que realmente salga a la luz.

Este es de los únicos dolores que se quitan con pastillas de placebos porque aquí todo es mental y empezamos a jugar a los Antónimos.

  • • si él te dice:

“No Puedes”, tu le dices “Mira como lo hago”.

  • • Si él te dice:

“Mejor comienzas mañana”, tu te levantas y lo haces enseguida.

Encontrar Mi Dolor abrió las alas al SI PUEDO, VOY A INTETARLO, pero lo que más le agradezco es que conocerlo me permitió de una buena vez oprimir el botón PLAY.

Meli.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like