LA VACA QUE SALTO LA LUNA Y DEMOSTRO QUE TODO ES POSIBLE

Cuando escuche este cuento popular (eso creo porque me canse de buscar autor, si esta por ahí el escritor que alce la mano para chocarsela, AQUI EL CUENTO)  recordé una frase que me repitió varias veces mi Papá: “SI ALGUIEN PUEDE, TU PUEDES” y me ha servido para cosas que pueden verse triviales pero en su momento eran tan complejas para mi que me parecía escuchar tecnicismos de la Nasa.

 

Una de ellas era cuando estaba tomando el curso de manejo, todavía escucho las palabras de mi esposo :YO CREO QUE TU NO VAS A APRENDER, pero ahí entro Mi Pepe y me convenció de ese famoso dicho. Al principio sentía que iba a resultar el único caso en el planeta en donde el carro y yo no seriamos amigos, pero con práctica, paciencia, gritos de: CUIDADO!!! lo logré y un día el manejar se convirtió en una rutina y el miedo se fue.
 
Otra situación en mi vida que me convenció DEL PODER QUE TIENE EL YO PUEDO, fue cuando me encontré con la fotografía, me enamore de la posibilidad de mostrar realmente como era mi producto y no una imagen que reflejaba poca luz o detalles que solo en persona era que se apreciaban. Entonces después de un par de cursos online muy buenos me cargo de una cámara reflex recién comprada y me doy un golpe con la realidad que me hacen aún ver estrellas, pero no me rindo y lo intento muchas veces pero la Nikon no parece quererme y lo demuestra en las fotos no tan buenas, por decir, oscuras, brillantes, o muy saturadas que antes tomaba. Aunque sigo sin ser una profesional en este arte, luego de muchas tomas y de seguir el paso a paso de los cursos que había hecho logre contar historias en una imágen.
 
La ultima pero más importante fue cuando me encontré con La Lactancia, en mi primer hijo por falta de información solo le di exclusivo hasta los 3 meses y después complementaria, pero con mi segundo bebe no quería repetir la historia y desde el embarazo tenia claro el tiempo que quería darle seno a demanda libre, entonces mi Gabo le falta 1 semana para cumplir los 6 meses de edad y yo veía mi sueño cumplido es entonces que por una infección debo tomar muchos medicamentos que me impiden continuar lactando, no llegue a mi meta, pero me sentí con el deber cumplido.
Para mi todas estas experiencias fueron como SALTAR LA LUNA por algún motivo en mi cabeza hubo pensamientos que me decían NO PUEDES pero el ver que otros ya me habían demostrado que si ELLOS PODIAN; YO PODIA logró que con el tiempo y AUTOCONFIANZA pudiera contar que SI PUEDO.
 
Hoy escribir este blog es otro salto, cual es el tuyo?.
 
Bonita Vida y Días Arcoiris…llenos de color.
 
Meli.
Gracias por pasearte por aquí y suscribirte
Un abrazo Arcoiris,
Meli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like