LLEGAR Y PISAR LA LUNA DE UN SOLO BRINCO

Mi Esposo siempre que he comenzado un nuevo proyecto (que han sido varios) me pregunta: ¿Y que plazo te colocaste para ver si esta vaina funciona? y debo aceptar que me da desespero confirmarme a mi misma y a el, el tener una fecha limite.

 
Me da pánico el tener un plazo,  pero lo que más me da miedo es que llegue el momento en que no me cumpla y deba aceptar que me he fallado. Antes de este comencé 3 proyectos de cero (la franquicia no la cuento en estos porque era un negocio que me entregaban ya masticado), 2 de ellos con socia y 1 sola, no duraron más de 6 meses cada uno, y no creo que fuese porque eran malas ideas, más bien no eran lo mío y me tomo casi 3 años aprender que para Emprender aparte de las ganas se necesita PASIÓN, que debía escuchar MÁS A MI CORAZÓN  y menos a los demás y que es mentira que las oportunidades llegan una sola vez, al revés son como gotas de una gran lluvia que aparece todos los días, solo que a veces no son lo ideal para ti y debes permitirles que les caiga a otros.
Y cuando entendí lo que quería  y examine mi realidad fue el momento  que me anime a hacer un plan que solo a mi, a mis tiquis y a mi esposo le funcionará y desde ese momento puedo decir que empece  A VIVIR DEL CORAZÓN, sin necesidad de aún vender ya tenia una meta clara y un propósito por el que tenia una rutina diaria.
 
Una inmensa alegría me dio cuando observe que otras YA lo hacían, que sin querer queriendo, como dice el chavo, ya habían tomado su Pasión de Emprender a su acomodo, colocando el horario que les convenía con una tenacidad que aún me sorprende. Lo que tienen en común las dos historias que les cuento a continuación es que ambas tenían plazos marcados, escritos en el papel y en el alma.
 
La Primera cambia una carrera por otra que no tienen nada que ver, cualquiera diría: Que locura! pero ella se dijo a si misma: “Que Emoción! es mi momento de ser completamente feliz” y se nota con la pasión con la que habla de su nuevo proyecto.
 
La Segunda la conocí en una feria, me compro unos papeles un viernes y al día siguiente llega a buscar más, porque la noche anterior ya había terminado 3 proyectos con lo que yo le vendí el día anterior, yo no lo podía creer y saca su celular y me muestra las fotos con orgullo acompañadas de una frase: “eso es comprando, diseñando y haciendo”.
En mi historia el primer plazo que debía o debía terminar en una fecha exacta en mi Medialuna fue un manual que diseñe, el tener la fecha escrita en mi agenda y en mi corazón me ayudaron enormemente y el día que lo vi terminado en el momento indicado sentí que LLEGUE Y PISE LA LUNA DE UN SOLO BRINCO.
 
Ahora se que el miedo se disipa cuando el plan culminado te brinda alivio.
 
Ahora muchos de mis planes tendrán plazos, y mis pensamientos estarán acompañados de fuertes dosis de ACCIÓN.
 
Hoy le doy gracias a Dios y su Universo por mojarme con su lluvia.
 
Bonito Martes…lleno de Color
 
Meli
 
 
 
 
 
 
Gracias por pasearte por aquí y suscribirte
Un abrazo Arcoiris,
Meli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like